11-Aug-2020

NO HAY UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Suministrar calostro dentro de una a dos horas de nacido el ternero es el factor más importante para la absorción óptima de inmunoglobulinas. Suplementar el calostro puede ser una alternativa eficaz para suministrar la cantidad y calidad inmunológica y sanitaria en el momento exacto.


Img

Empecemos por algunas definiciones. El calostro –una mezcla de secreciones, leucocitos, factores de crecimiento, hormonas, factores antimicrobianos no específicos, nutrientes y fundamentalmente inmunoglobulinas–, es el primer líquido secretado por las glándulas mamarias inmediatamente después del parto. Es el único alimento que necesita el ternero para construir su sistema inmune, para satisfacer las necesidades de los recién nacidos para lidiar con el ambiente y poder expresar su máximo potencial genético. El proceso de su generación de calostro comienza varias semanas antes, bajo la influencia de hormonas lactogénicas, incluida la prolactina, y cesa abruptamente en el parto.

La ternera nace sin defensas siendo el órgano responsable de los intercambios nutritivos y gaseosos entre la madre y el feto, la placenta bovina desempeña diversas funciones desde la preñez hasta el parto. La placenta separa los suministros de sangre materna y fetal, evitando la transmisión en el útero de inmunoglobulinas (IgG) protectoras. En consecuencia, la cría nace sin defensas y, por lo tanto, depende completamente de la absorción de inmunoglobulinas maternas a través del calostro después del nacimiento. Alcanzar de manera temprana la ingesta de calostro, es el factor individual más importante para asegurar la salud y la supervivencia del ternero.

• Hay que suministrar el 10% de su peso en calostro en las primeras 2 horas de vida.

• La transferencia de IgG a través del epitelio es óptima poco después del nacimiento.

• A las 24 horas de nacimiento se produce el cierre intestinal.

• Para lograr un correcto nivel de protección, los calostros deben estar en un rango de 28 a 30°Bx (brix)
 

TRANSFERENCIA PASIVA

Se ha denominado transferencia pasiva a la absorción de inmunoglobulina materna a través del intestino delgado durante las primeras horas después del nacimiento. Esta es clave para proteger al ternero contra enfermedades hasta que su propio sistema inmune comience a producir inmunoglobulinas en cantidad suficiente, situación que se da entre los 30 y 80 días de vida. Recordemos que los animales que tienen una adecuada transferencia pasiva tienen menor riesgo de morbilidad y mortalidad antes del destete, y beneficios adicionales a largo plazo que incluyen la reducción de la mortalidad en el período posterior al destete, mejor tasa de ganancia de peso, disminución de la edad al primer parto, mejor producción en la primera y segunda lactancia y reducción de los rechazos durante la primera lactancia. Por el contrario una baja absorción de IgG, se traduce en una baja concentración sérica de las mismas y deriva en un aumento de la morbilidad y mortalidad. Esta condición se ha denominado Falla en la Transferencia de Inmunidad Pasiva (FTIP).

 

CLAVES PARA UN BUEN CALOSTRADO

Para lograr una transferencia pasiva exitosa, los terneros deben consumir una masa elevada de IgG en el calostro, y luego absorber con éxito una porción suficiente de IgG en su circulación. Los factores principales que afectan la cantidad de inmunoglobulinas consumida son la calidad y el volumen de calostro suministrado. Y los factores que afectan la absorción de las moléculas de Inmunoglobulinas en circulación incluyen la rapidez con la que se proporciona la primera alimentación de calostro después del nacimiento, la contaminación bacteriana de ese calostro y el estado metabólico del ternero. El volumen recomendable que debe recibir un ternero es, como mínimo el diez por ciento de su peso corporal en las primeras dos horas de vida. Por lo tanto, si un ternero nace con 40 kilos de peso, deberá recibir un mínimo de 4 litros de calostro en esas primeras horas de nacido. Para asegurar la calidad inmunológica, el calostro debe tener como mínimo 50 gramos/litro de inmunoglobulinas y ser libre de cualquier tipo de enfermedad que pueda ser trasmitida de la madre al hijo. Por otro lado, el calostro debe ser obtenido con estrictas medidas de higiene, y lograr una calidad sanitaria de < 100.000 UFC/ml y < 10.000 UFC/ml de coliformes totales. Dentro de los factores que afectan la absorción de inmunoglobulinas, el tiempo de entrega del calostro es el más importante. La eficiencia de la transferencia de inmunoglobulinas a través del epitelio intestinal es óptima poco después del nacimiento, con una disminución progresiva de la absorción hasta culminar con el cierre intestinal alrededor de las 24 horas de nacimiento. Por lo tanto y tal como se aprecia en el grafico 1, el objetivo en la medida de lo posible debe ser suministrar el calostro a todos los terneros dentro de una a dos horas después del nacimiento. Como vimos, la eficiencia de calostrado está determinada básicamente por la cantidad, calidad inmunológica y sanitaria de calostro, y por el tiempo de suministro después del nacimiento. Sin embargo, se sabe que existen factores en el recién nacido que reducen la eficiencia de absorción de anticuerpos, como el tipo de parto, nacimientos complicados, hipoxia, etc. Otros factores que pueden influenciar de forma negativa son, por ejemplo: estrés térmico de la vaca en el período de preparto, estrés del ternero, pasteurización incorrecta del calostro o temperatura incorrecta de descongelado.

 

USO DEL CALOSTRO EN POLVO

Aunque la alimentación de calostro materno limpio y de alta calidad siempre es considerada como la primera opción, el uso de un calostro natural y suplementario como el Calostro 100, puede ser interesante a los productores por una variedad de razones que incluyen: disponibilidad, consistencia, conveniencia, y como un medio para romper el ciclo de transmisión de enfermedades como la tuberculosis, paratuberculosis, brucelosis, etc. Este suplemento es una herramienta destinada a complementar o reemplazar el calostro existente en los establecimientos lecheros. Calostro 100 es simplemente un polvo envasado que contiene inmunoglobulinas de alta calidad para administrar en cualquier momento y lugar. El calostro es colectado en más de dos mil tambos comerciales, y cada gramo de producto es evaluado, estandarizado y procesado en las instalaciones de la localidad de Saskatoon en el estado canadiense de Saskatchewan. Naturalmente la calidad del calostro de las vacas es muy variable dependiendo de muchos factores cómo la edad, número de lactancias, condiciones ambientales, raza, tiempo de secado, enfermedades, vacunas, dieta, etc. En el caso de este producto –Calostro 100– se asegura una inocuidad y calidad estandarizada de producto con un mínimo de 100 gramos de IgG, 40% mínimo de proteína cruda y 14% mínimo de grasa.

 

¿COMO ENRIQUECER EL CALOSTRO?

Para garantizar la administración de calostro de máxima calidad en la totalidad de los terneros, es necesario enriquecer o suplementar los calostros que no lleguen al nivel establecido. Trabajos recientes indican que a medida que los niveles de calostrado aumenta, la morbilidad y mortalidad de la crianza disminuye considerablemente. Para alcanzar este objetivo es necesario ofrecer a los animales una elevada oferta de inmunoglobulinas (IgG) –de 28 a 30 grados brix (°Bx)–, de manera que se pueda lograr una absorción importante y por ende, un elevado nivel en sangre de las mismas. Para ello, se necesita medir con un refractómetro la calidad del calostro extraído y luego adicionar calostro 100 hasta alcanzar los 30°Bx. La cantidad que se debe agregar para aumentar 1|Bx es de 15 gramos de calostro 100®️ por cada litro de calostro fresco. De esta manera si un calostro, tiene 24°Bx, para alcanzar los 30°Bx se debe adicional 15 grs/litro por 6 que son los grados de diferencia. Como el volumen a administrar es de 4 litros, la cantidad a administrar para alcanzar un calostro de 30°Bx es de 360 gramos (90 gramos/litro x 4 litros).

M.V. Dipl. MBA Leonardo Mian
Gerente de Producto CALOSTRO 100®️

Leonardo.Mian@sccl.com
Cel : +549 3462 557246

Fuente: Revista INFORTAMBO- Julio 2020