15-Jun-2018

CIALE e INTA presentan “mejoramiento genético y productividad en ganado bovino” en Agronea 2018

CIALE, uno de los centros biotecnológicos más importantes del país, con 30 años en el mercado, y el INTA Centro Regional Chaco-Formosa, presentarán una importante propuesta en Agronea 2018, apuntando hacia una ganadería de precisión. Con charlas y dinámicas, que aporten herramientas para mejorar la rentabilidad del productor.


Img

“La idea es concientizar al productor de la ventaja superlativa que tiene la elección de un buen reproductor macho o  hembra para un futuro novillo para lo que fuere, hacerlo más rentable”, explicó Miguel Gieco de CIALE, y agregó “es una linda oportunidad que se acerquen los estudiantes de veterinaria, hijos de productores, administradores, cabañeros, queremos llegar a ellos de manera simple, sin términos rebuscados, será una charla sencilla y que se entienda. El objetivo es que la aplicación sea fácil para producir mejor calidad con un mismo costo”.

Ganadería de precisión

“A futuro con esto se apunta a obtener una ganadería de precisión. Por ejemplo, en Brasil  hay zonas que hacen transferencias embrionarias de novillo para carne, ellos en algunos lugares ya lo hacen para conseguir novillo de primera línea para un excelente rendimiento en el gancho. Acá en el país se hace para conseguir un buen reproductor”, finalizó.Gieco.

El programa comenzará a desarrollarse el sábado 23 de junio, desde las 10, en el salón auditorio de la exposición, con la charla “toros y vacas rentables para rodeos de cira”, a cargo del doctor Rodolfo Peralta. A las 11, en el sector ganadero, continuará la capacitación con una explicación en vivo con animales sobre cómo seleccionar toros y vacas rentables. La jornada continuará con una dinámica de bienestar animal, denominada “manejo racional de bovinos: un desafío para el comportamiento humano”, a cargo de la doctora Natalia Aguilar de la INTA Colonia Benítez

 

Mejoramiento genético y productividad

Rodolfo Peralta, será el disertante, señala que “el principal producto de todo sistema cría es el ternero y los mayores esfuerzos deben apuntar a lograr la mayor cantidad de terneros y de la mejor calidad posibles. La cantidad de terneros, y/o kilos destetados y producidos por unidad de superficie es el parámetro determinante de la productividad del sistema”.

El mejoramiento genético es una herramienta excelente para identificar y seleccionar animales que se adapten mejor y expresen de mejor manera su potencial reproductivo y productivo. Implica cambiar la frecuencia de ciertos genes aumentando la de los genes favorables a los propósitos fijados, mayor producción de carne, leche u otros. Suele mencionarse simplemente “Genética”.

Peralta, agregó que el mejoramiento genético se debe planificar y ejecutar acorde al medio ambiente en el que se desarrolla el planteo productivo, al y/o los mercados a los cuales se piensa en atender y al equilibrio entre estos aspectos, a la productividad y a las reales necesidades de mejoramiento en función de los recursos disponibles en cada una de las zonas de cría.

“La elección de reproductores requiere de la consideración, justamente, de factores que son determinantes tanto en el funcionamiento de los toros en los rodeos, como en el aporte que éstos deben hacer a los mismos en términos de mejoramiento. La manera habitual de mejorar genéticamente a los rodeos en cualquiera de las zonas de cría de nuestro país, es a través de la incorporación de toros calificados, funcionales y útiles, por el uso de semen en inseminación artificial o directamente para servicio natural”, explicó.

Peralta destacó que  “las vacas también juegan un rol determinante en la mejora de los rodeos y como tales deben ser consideradas. Por ello la selección de vientres es tan importante, comparable con la de los toros, a la hora de mejorar genéticamente a los rodeos de cría. La retención de vientres de producción propia como reposición o la compra de éstos debidamente seleccionados y elegidos constituye una maniobra de importancia, una vez más,  en el proceso de la mejora genética de los rodeos de cría”.

En relación a cómo medir el impacto del mejoramiento genético, el especialista señaló “no debe medirse en lo inmediato sino a lo largo del tiempo y aquí lo difícil de ello, proyectarse en el tiempo a ocho, diez o quince años, en las diferentes etapas y categorías que componen a un rodeo de cría, y evaluar los resultados, esperados y no esperados. Hoy en día existe un sinfín de características por las cuales pueden ser seleccionados, toros,  vaquillonas y vacas; aunque en la práctica diaria del manejo de los rodeos, rasgos tales como adaptación, fertilidad, facilidad de parto, producción de leche, crecimiento, carcasa de calidad,  eficiencia de mantenimiento y temperamento, son más importantes a considerar al momento modelar el rodeo de cría”.

Fuente: Prensa AgroNea